viernes, 15 de junio de 2012

Home » » La dieta del día después

La dieta del día después

Después de un día (o varios) de excesos en el comer, puede que tu conciencia te impulse a hacer un ayuno de monje. Sin embargo, puedes hacer un día de dieta que reconforte, alimente y desintoxique tu organismo.

El secreto es sencillo, consiste en dedicar todo un día a las frutas, las cuales contienen la cantidad de agua necesaria para limpiar nuestro cuerpo. En la dieta del día después, las frutas propuestas pueden ser reemplazadas por cualquiera que te guste.

DESAYUNO
Jugo de frutas: pomelo, naranja, manzana, siempre que sea natural, en la cantidad que desees.

MEDIA MAÑANA
Licuado de naranja: jugo de dos naranjas, un durazno picado, algunas uvas peladas y sin semilla. Coloca todo en la licuadora o procesadora con un poco de hielo picado. Si queda muy espeso, agrega jugo de naranja.

ALMUERZO
Ensalada de tomates y pepinos (que en realidad son frutos y no verduras) o ensalada de frutas variadas.

MEDIA TARDE
Jugo de naranja o pomelo, o una tajada de melón.

CENA
Licuado de naranja o frutas frescas.
Share this games :

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada